domingo, 31 de julio de 2016

21 ° Feria Internacional del Libro de Lima 2016

domingo, 31 de julio de 2016

0 floritos
Cuando concluya el flamante gobierno de PPK (confieso, no tengo idea como se escribe bien su apellido), si mis cálculos son correctos, la entrada a la FIL estará más o menos unas 10 lucas. 

Son en ese tipo de cosas en las que pienso para darme ánimo para ir a la 21 ° Feria Internacional del Libro de Lima, que en este año 2016 trae por primera vez a un Premio Nobel, en este caso el del año 2008, Jean Marie Le Clézio, gran admirador de José María Arguedas. Creo que es la primera vez que en dos años seguidos de Premios Nobel (si contamos a Mo Yan que vino de turista el año pasado), creo que nunca había pasado eso antes. Así que al menos en eso existe una mejora respecto a versiones anteriores.

En esta FIL también encontré algunas buenas ofertas. Un libro como El quinto hijo de la también premio Nobel Doris Lessig a tan solo S/. 10 (precio original S/. 32). Remate de los libros del la saga del conejo de John Updike (Corre Conejo, Conejo es rico, Conejo en el recuerdo). Y las últimas novelas de Enrique Vila-Matas: Dublinesca (originalmente a S/. 69), Aire de Dylan y Kassel no invita a la lógica (originalmente a S/.110) todas a S/. 24.90. Debe ser de las rebajas más grandes que recuerde en la FIL.



Muy simpática también la expo en honor a Gabriel García Márquez viajero, organizado por el país invitado: Colombia. Y trajo también a varios de sus buques insignias: Juan Gabriel Vázques, Laura Restrepo, Piedad Bonnet.





Algo que veo que va en aumento son los libros de youtubers o estrellas de Internet: el año pasado fue Mox, ahora Dross.
Todo evoluciona. Ojalá que la FIL también evolucione y permita sacar sus entradas por Internet, para no tener que hacer esa colaza, o crear un abono o simplemente no cobrar ¿no?
Continue reading >>

jueves, 30 de junio de 2016

Trópico de Cáncer - Henry Miller

jueves, 30 de junio de 2016

0 floritos
Advertencia: lo que tiene frente a usted no es un libro. Es un viaje medio hipnótico, a una ciudad en particular y a varios estados de conciencia. Eso sí, con este libro se sentirá realmente en París, lo que no pasa con otros libros sobre la "Ciudad Luz" como París era una fiesta, París no se acaba nunca o La tentación del fracaso.




Es un libro que podría empezarse a leer por cualquier parte, como El spleen de París, Prosas Apátridas o Rayuela, libros todos también muy "parisinos". Porque Trópico de Cáncer no tiene estructura; sí, hay algunos personajes que se repiten y una serie de hechos más o menos sucesivos. Ni siquiera la razón del título me queda muy clara. Pero, en realidad, el objetivo del libro no es contarte una historia y eso Miller te lo advierte desde la primera página:
"Todo lo que era literatura se ha desprendido de mí. Ya no hay más libros que escribir, gracias a Dios" (p. 7)
De ahí, este libro no es más literatura sino, experiencia, testimonio de alguien que dice: 
"No tengo dinero, ni recursos, ni esperanzas. Soy el hombre más feliz del mundo." (p. 7)
Las primeras páginas son un poco confusas, pero cuando te acostumbras al ritmo es difícil no enviciarse y disfrutar de este "caos de bolsillo", un caos encerrado en tapa dura y que huele a antiguo. Que a Robert de Niro en Cabo de miedo le gustaba por esta frase: 
"me paro ante la taza con una erección tremenda: parece ligera y pesada al mismo tiempo: como un trozo de plomo con alas" (p. 24)
Caos que puede resumirse en este extracto del libro:
“Una mujer está sentada en un estrado sobre un inmenso escritorio tallado; tiene una serpiente en torno al cuello. Toda la habitación está llena de libros y extraños peces que nadan dentro de globos de colores; hay mapas y cartas de navegar en la pared, planos de París antes de la peste, mapas del mundo antiguo, de Cronos y Cartago, de Cartago antes y después de que lo sembraran de sal. En el rincón de la habitación veo una cama en la que yace un cadáver; la mujer se levanta tediosamente, retira el cadáver de la cama y distraídamente lo tira por la ventana. Vuelve al enorme escritorio tallado, coge un pez de colores de la pecera y se lo traga. La habitación empieza a girar lentamente y los continentes se van deslizando uno a uno hasta el mar; sólo queda la mujer, pero su cuerpo es una masa geográfica. Me asomo a la ventana y de la Torre Eiffel está brotando champán; está hecha enteramente de números y cubierta de encaje negro. Las alcantarillas gorgotean furiosamente. No hay otra cosa que techos por todos lados, dispuestos con execrable habilidad geométrica. Me han expelido del mundo como a un cartucho. Se ha formado una espesa niebla, la tierra está embadurnada de grasa helada. Siento palpitar a la ciudad, como si fuera un corazón recién sacado de un cuerpo caliente. Las ventanas de mi hotel están supurando y hay un hedor sofocante y acre, como si ardieran sustancias químicas. Mirando al Sena, veo cieno y desolación, faroles ahogándose, hombre y mujeres que mueren de asfixia, los puentes cubiertos de casas, mataderos del amor. Un hombre está de pie contra una pared con un acordeón atado al vientre; tiene las manos cortadas por las muñecas, pero el acordeón se retuerce entre sus muñones como un saco de serpientes. El universo ha empequeñecido; solo tiene una manzana de largo y no hay estrellas ni árboles ni ríos. La gente que vive aquí está muerta, hace sillas en las que otra gente se sienta en sueños. En el medio de la calle hay una rueda y en el cubo de la rueda se alza una horca. Gente ya muerta intenta desesperadamente subir a la horca, pero la rueda gira demasiado de prisa…” (p. 74-75)
Estamos ante un libro precursor, inspirador de los beatniks y de los que lo siguieron. Y hay partes, como esta, que pueden aplicarse incluso a nuestros tiempos:
"Podríamos tener las ideas más brillantes, más factibles para la mejora de esto o lo otro, pero nos falla el vehículo al que engancharnos. Y lo más extraño es que la ausencia de relación alguna entre las ideas y la vida no nos produce angustia ni desasosiego. Nos hemos adaptado tanto, que, si mañana nos ordenasen andar sobre las manos, lo haríamos sin protestar lo más mínimo. Con tal de que el periódico saliera como de costumbre, desde luego. Y de que recibiésemos nuestra paga con regularidad. Aparte de eso, nada importa. Nada. Nos hemos orientado. Nos han convertido en coolies, coolies oficinistas, acallados con un puñado de arroz diario".
Cuando leo este párrafo no dejo de pensar en libros como Fight Club y 19.99 euros. El absurdo de la vida moderna, o de relatar una historia normal con una estructura clásica es lo que denuncia este libro y lo trata de evitar a toda costa. Hay otro párrafo que me hizo pensar en It de Stephen King
"It is that sort of cruelty which is embedded in the streets, it is that which stares out from the walls and terrifies us when suddenly we respond to a nameless fear, when suddenly our souls are invaded by a sickening panic. It is that which gives the lampposts their ghoulish twists, which makes them beckon to us and lure us to like the guardians of secret crimes and their blind windows like the empty their strangling grip; it is that which makes certain houses appear sockets of eyes that have seen too much".
Es ese "that" inexplicable que nos aterroriza y que está en cursiva lo que me hizo acordar al libro del payasito Pennywise (en mi edición se traduce como "eso", ergo suena más al libro de King, en inglés creo que se mantiene la sensación, pero preferí citar el original).

Pero quizás donde más sentí el carácter "adelantado a su época" de la novela fue en algo que casi no aparece en texto: la política. Sobre todo después de todo lo que hemos pasado en Perú este año. Dice Miller:

"Me sentía libre y encadenado a un tiempo: como se siente uno justo antes de las elecciones, cuando han nombrado candidatos a todos los granujas y te instan a votar al hombre idóneo".
I know that feel bro.
Continue reading >>

martes, 17 de mayo de 2016

Historia de la corrupción en el Perú - Alfonso W. Quiroz

martes, 17 de mayo de 2016

0 floritos
¿Una historia del Perú sin nombres de batallas? ¿Sin que se mencione Incas? De arranque este libro rompe con los cánones o estereotipos a los que estamos acostumbrados los no especialistas cuando nos hablan de la historia de nuestro país.



Esta idea de delinear buena parte de la historia de la nación, desde el Virreynato hasta nuestro días, a través de un solo prisma (el de la corrupción) nos sirve para darle otra mirada a los hechos que se han sucedido en el Perú, desde una perspectiva que podríamos llamar en gran medida "económica", por la cantidad de datos, cuadros estadísticos y números, que pueden ser pesados para algunos, pero que no descuidan tampoco el análisis político e incluso jurídico de nuestras instituciones en su relación con la corrupción.

Aunque el texto puede resultar desmoralizante, como la historia peruana en general, por la cantidad de oportunidades y dinero desperdiciado, el autor trata de rescatar lo positivo, iniciando cada uno de los siete capítulos de la obra con la mención a un personaje que estudió o trató de combatir este problema en cada época histórica: Antonio de Ulloa, Domingo Elías, Francisco García Calderón, González Prada, Basadre, Vargas Llosa y aunque parezca increíble un congresista del APRA.

Entre sus abundantes fuentes y citas sería difícil resumir los innumerables hechos que desconocía sobre el pasado de estas tierras. Así que colocaré 4 cosas que debes saber sobre el libro (como para que lo comentes en cualquier reunión):

1) Las calles están repletas de corruptos, no es algo raro o excepcional, es normal. Y digo calles, en el sentido más literal: desde Javier Prado hasta Alfredo Mendiola, desde Mariano Cornejo a José Balta, son varias las avenidas y óvalos que conmemoran a gente que fue parte de gobiernos ladrones. No debe sorprender que uno de los presidentes más roedores de nuestra historia tenga su estatua, colocada hace pocos años en la Avenida Arequipa. Debería pensarse en algunas reformas urbanas.

2) Cuando uno piensa en corrupción probablemente lo primero que viene a la mente es coimas, contratar a allegados con altos sueldos o compras y obras innecesarias o sobrevaluadas. Pero una de las principales causas de la corrupción y el origen de esta en nuestra historia republicana está relacionada a inversionistas extranjeros, emisión de bonos y deuda externa: sea cual sea el apellido del Contrato (Dreyfus, Grace o Plan Brady) el resultado suele ser el mismo: desplumar al Estado.

3) En varias partes de la obra, durante diversos gobiernos que van desde antes de la Guerra con Chile, hasta el siglo XX, diferentes personajes plantearon la construcción de un ferrocarril a Ucayali: hubo toda clase de sobornos y presiones para que se logre. Quizás algún día se inaugure ¿no?

4) Cita textual, mi favorita del libro: "En la historia del Perú ha habido varios ejemplos clásicos de entendimiento dual en la cúpula de gobiernos signados por el abuso del poder: el virrey Amat-asesor Salas, Gamarra-Gutiérrez de La Fuente, Echenique-Torrico, Balta-Piérola, Piérola - Dreyfus, Leguía- Ego Aguirre, Odría-Noriega, Velasco-Tantaleán y García-Mantilla, entre otros. Sin embargo, el dúo Fujimori-Montesinos probablemente superó a todos ellos en términos del alcance y profundidad de la corrupción

El libro en buena cuenta es una historia conjunta tanto de la Administración Pública como de las empresas privadas, esos dos aparentes rivales, pero que en más de una ocasión han sido socios con un solo fin: llevarse la plata en carretilla.

¿Por qué pasa esto? ¿Es un tema de educación? ¿de necesidad? No lo creo: mucha de las personas mejor educadas y a las que no les ha faltado nada son de las más corruptas. 

Entonces ¿cuál es la causa? Quizás la obsesión por el dinero, la creencia absurda que solucionará todos nuestros problemas y que puede conseguirlo todo.

Ahora, como hace cinco años, nuevamente estamos en una segunda vuelta con el fujimorismo en carrera. En esa época leí Vida y Destino, que creo que también tenía cierta relación con la situación electoral que se vivía. Pero con Historia de la corrupción en el Perú la relación es tan obvia que hasta avergüenza decirla.

Pero igual lo diré, tómenlo como un fun fact: Kuczynski es mencionado solo dos veces en el libro, sin ninguna acusación concluyente. En cambio, Fujimori tiene un capítulo entero. La década infame del gobierno del dictador, cuya hija quiere ahora continuar, es uno de los capítulos más largos del libro, incluso mayor que periodos más extensos como la República Aristocrática o el militarismo. Además de eso, es el gobierno más corrupto del siglo XX, junto con el de Velasco. A pesar de todo, hay gente que insiste en votar por la delincuencia.

¿Por qué pasa esto? No creo que sea un tema de educación o necesidad. Parece que, como la corrupción, la desgracia del fujimorismo es cíclica. 

¿Como evitarlo? Hay varias formas, este 5 de junio tenemos una buena oportunidad: yo votaré por PPK.
Continue reading >>

miércoles, 11 de mayo de 2016

Lolita - Vladimir Nabokov

miércoles, 11 de mayo de 2016

0 floritos
Ay, Lolita, qué vergüenza dedicarte estas líneas, con el riesgo de equivocarme, de hacer el ridículo. Me pone nervioso hablarte, no hay nada que diga que no te lo hayan dicho mejor. Intentar un idilio contigo es estar condenado al rechazo, pues si no caigo ante tu belleza, lo haré ante tus arbitrarios caprichos infantiles. Como no se me ocurre, que decir ni como empezar, usaré el tópico cliché de empezar un texto con preguntas (a las que nadie le interesa la respuesta):


¿Es el sexo un juego de niños? ¿o una perversión de adultos? Al leer Lolita nos invade una sensación ambivalente, como la de Humbert Humbert: por un lado la delicadeza de sus palabras que nos obliga a detenernos y quedarnos lelos contemplando sus frases, como quien mira una flor o un paisaje, apreciando la belleza de su lenguaje. Pero por otro, el interés de la historia es tal que produce una turbación, casi un deseo animal por conocer el final, por tratar de entenderlo, como la desesperación de un amante por saciar su sed de placer.

Hay cambios en la trama, hay sorpresas, apero sobre todo la riqueza sensorial y verbal es lo que nos deja babeando, como si fuéramos unos pedófilos, deseando un edición intonsa de la novela a la que ir desvirgando suavemente, página a página.  

Sus silencios, las frases no dichas, la fina ironía, el humor elegante, la complicidad con el lector, los constantes cambios (aparentes) de primera a tercera persona, los deliciosos guiños, los juegos de palabras intraducibles... Ay Lolita, Lolita, realmente me traes loco.

Y en medio de muchas otras cosas, los protagonistas recorren, cual Alicia y el conejo, ese otro país de las maravillas: los Estados Unidos y sus, en esa época, 48 estados (la obra se ubica en 1947). Una laaaaarga enumeración de todos los lugares visitados, mirados, probados, saboreados, en el capítulo 2 de la Segunda parte, que haría dudar a El Aleph  de Borges.

Figuras como la de un gorrión peleando por un pan durante una escapatoria en auto. Que un personaje recite un poema antes de ser asesinado. Poemas, cartas, referencias de Shakespeare a Joyce.

Humbert Humbert es un "cazador encantado" de frases y de púberes. Con ínfulas de nínfulas, burlándose de sí mismo: una libra de carne y dos ojos, monstruo pentápodo. hay una parte al final en la que se menciona algo en lo que sospecho fue la inspiración de El vengador del futuro para esta escena: 


Como muestra, un par de extractos: (o mejor tres)

"(...) la buena Charlotte me interrogó acerca de mis relaciones con Dios. Pude responderle que en cuanto a eso, mi espíritu estaba en blanco; en cambio dije –rindiendo tributo a una piadosa trivialidad– que creía en un espíritu cósmico" (p. 84).

"(...) Me preguntaba para qué clase de cuádruple juego se había ideado tal disposición, ya que sólo una farisea parodia de intimidad podía obtenerse mediante el tabique incompleto que dividía la cabaña o cuarto en dos nidos de amor comunicados. Con el tiempo, las posibilidades sugeridas por tan honesta promiscuidad (dos jóvenes parejas intercambiando alegremente sus compañeros, o un niño sumido en un sueño ficticio para ser testigo auricular de sonoridades primitivas) me hicieron más audaz" (p. 159). 


Y el genial intro: (que solo se aprecia en la versión original) 
"Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta".
Triple aliteración con dos letras del nombre de la dama (l y t) más una breve con la s (para sin y soul). Todo un viaje con la lengua, como el de los protagonistas.

Ahí donde la espalda cambia de nombre y se llama contratapa, eso que no es lo más importante, pero que  es lo primero que ven muchos, aparece un buen resumen de esta novela: Es la única obra "erótica" que puede llamarse satisfactoria y de lirismo desenfrenado.
Continue reading >>

viernes, 8 de abril de 2016

¿Qué libro debería leer el próximo presidente del Perú?

viernes, 8 de abril de 2016

0 floritos
Este va a ser un clásico post copy & paste (a lo César Acuña). Normalmente escribo todos mis post, no suelo citar o extraer mucho de otras páginas, con excepción de imágenes (eso no quiere decir, que lo que escriba lo regale, este blog es creative commons, pero no estúpido). 

Pero con la paranoia que se nos viene (y eso que recién estamos en primera vuelta) no estoy con ganas de pensar en nada. Me han parecido entretenidas las respuestas ante la pregunta que planteó Canal N con el hashtag #EntreTuits en el que a varios candidatos, de todos los partidos, tanto a la presidencia como al Congreso, les consultó: ¿Qué libro debería leer el próximo presidente del Perú?

Como no encontré un post en que se recopilen todas, lo hago yo.

Primero, las respuestas de los candidatos presidenciales:
(quizás vote por ella)



Ese lo tengo en mis pendientes. Pensé que recomendaría Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana de Mariátegui, pero veo que ha elegido uno más moderno.

Ahora, un candidato que a muchos lectores les gustará (por lo gatófilo)


Novela histórica. Otro level. De hecho es el único candidato que recomienda una novela. Ahora entiendo su porcentaje en las encuestas.

Ahora las respuestas de los candidatos expectorados por el JNE:


Me quedo con este, nunca pensé votar por él, pero de todos es el que eligió el libro más chévere. ¿Quien no querría leer una carta que tiene casi 300 dibujos? Es como un cómic.

Pasemos a los candidatos que renunciaron:


Mmmmm, no me motiva. Veamos el otro:


No es precisamente el libro de "cuentos" que me gustaría, pero ese texto de Oppenheimer tiene su interés y se lee fácil por lo que recuerdo.

Es turno de las vicepresidentes, empecemos por la de PPK:


Un clásico. Aunque se supone que toda persona que postula a la presidencia ya debería conocer la historia peruana ¿no?.


No asocio "Lulú" y "Calato", pero bueno, más libros sobre economía política.

Y, ahora le toca a los congresistas, empecemos por Acción Popular:


Claro, el libro de su tío ¿alguien dijo nepotismo? #okno

Pasemos, al oficialismo (bueno lo que queda de él):


Basadre again. Quién pensaría que la tía Susy y Mercedes Araoz recomendarían el mismo libro guía.

En último lugar (¿casualidad?) Perú Posible:


Oppenheimer, again. Qué poco originales. ¿Fujimorismo y toledismo con libro en común? Deben tener al mismo community manager.

Una pena que casi nadie haya optado por elegir alguna novela. Existe bastante literatura que ayudaría a entender mejor el Perú, sobre eso incluso hicimos un post. Además muchos escritores peruanos, desde Bayly hasta Vargas Llosa, de Valdelomar a Ciro Alegría, han sido candidatos, así que alguna afinidad habrá ¿no? Lástima que nuestros políticos no sean de leer mucho, sino recordemos que pasó cuando le preguntaron que leía al Presidente Humala. Al menos, ninguno recomendó leer el poema de Alan.

Lástima que no le consultaron a Popy.
Continue reading >>

lunes, 28 de marzo de 2016

Cinco esquinas - Mario Vargas Llosa

lunes, 28 de marzo de 2016

0 floritos
Qué feas que son las copias. Y todo lo pirata en general. Si recurrimos a ellas es por necesidad. Pero, como dice el slogan: prefiera un original.



La "edición" que leí de Cinco esquinas es pirata. Me la regalaron y al equino obsequiado... bueno, ya saben. Mis ganas de leerlo pudieron más. Además que ni huevón iba a pagar las casi 70 lucas que cuesta. Pensaba, sin haberla leído, que tal vez no lo valía.

Hacía tiempo que no leía un libro "en copia", como le dicen a los ejemplares piratas en Quilca. El último fue, justamente, también uno de Vargas Llosa: Travesuras de la niña mala, en el 2006, también, como ahora, era época de elecciones, también el precio era exagerado en esa época, también se lee en un día, días como los de ahora, pero de hace diez años. Esa sensación de deja vu, de que todo se repite, como una versión mediocre del pasado. Odio las versiones mediocres.

Y creo que eso puede afectar la opinión sobre un libro. En este caso mi ejemplar en copia tenía algunas palabras mal escritas, algunos ausentes acentos y una página repetida de forzada relectura. A pesar de eso, se deja leer y tiene sus 22 capítulos completos y casi las mismas páginas como comprobé en una librería elegante. El problema es que, aunque me hubiera agenciado el libro original, seguiría, de alguna manera, siendo una "copia".

Porque luego de leer Cinco esquinas, tengo la impresión de que es una versión soft, muuuy soft de otros libros vargasllosianos y que se está agotando la fórmula de repetir los mismos elementos. Al igual que en El héroe discreto, la historia gira alrededor de un chantaje. Las constantes menciones a salir del país, esa obsesión con el extranjero y la vida de lujo también nos hacen acordar otra parte de El héroe discreto, la de Rigoberto. En dicha novela, se reciclan personajes como los de Lituma, Fonchito, Lucrecia y el propio Rigoberto. En Cinco esquinas se reciclan varias otras cosas.

Volvemos a adentrarnos en el submundo del periodismo amarillista, en ese lado desconocido de los medios de comunicación, que ha habíamos visto en Conversación en La Catedral y La tía Julia y el escribidor, y un personaje similar al Sinchi de Pantaléon y las visitadoras. Otra vez las escenas hot, tríos y cuartetos amorosos como en Conversación en La Catedral y en sus obras eróticas como Elogio de la Madrastra y Los cuadernos de Don Rigoberto.

Sobre los personajes, hay dos mundos que luego se van mezclando: el mundo de los ricachones y el mundo de los jodidos. En el primer mundo, ocupan cada una de las cinco esquinas: Quique, Marisa, Chabela, Luciano y el Doctor. En el mundo de los jodidos se ubican en las cinco puntas del pentágono: Rolando Garro, la Retaquita, Ceferino Arguello, Juan Peineta y en la última esquina de las cinco, como hay muchos pobres y poco espacio, se encuentran apretujados Crecilda, Willy el Ruletero, Licia o Ligia, más muchos otros extras que pululan entre las líneas del texto. Uno se pregunta ¿ha desaparecido la clase media, verdad?

Sobre las técnicas usadas, se incluyen en el capítulo XX los diálogos en tiempos mezclados, bien ejecutados, jugando con los tiempos, marca registrada del autor aunque nunca tan bien como, por ejemplo, en La casa verde. Otra técnica que usa es la del collage, incluyendo textos y entrevistas de la revista Destapes, como parte del capítulo XXI, al estilo de Pantaleón y las visitadoras o La tía Julia y el escribidor, pero no tan logrados.

Un detalle que me gustó fue la presencia del felino Serafín. Siempre me pareció que MVLL prefería incluir canes en sus obras, no solo en el título de su primera novela, sino también como personajes: ahí está la Malpapeada (La ciudad y los perros), Judas (Los cachorros) o Batuque (Conversación en La Catedral). Saramago también es hincha de incluir fidos en sus libros, aunque no suele ponerles nombre: ejemplo de ello lo tenemos en Ensayo sobre la ceguera, La balsa de piedra, La caverna o Historia del Cerco de Lisboa. En cambio, Murakami o Cortázar, por citar a dos autores, son super gatófilos. Esta vez el Premio Nobel de Literatura 2010 optó por esto.

Así como en el libro unos personajes necesitan algo para reactivar su vida sexual, creo que Vargas Llosa necesita algo para reactivar su mejor talento: obras telas como El héroe discreto o El sueño del celta así lo demuestran. Quizás un trío con Patricia e Isabel Preysler ¿no?

En resumen, descontando algunas partes, la obra me dejó la impresión de ser mas de lo mismo, casi una versión "pirata", regularona nomás, de otros libros de su autor, a las que este tuvo que recurrir tal vez por la necesidad de mantenerse en forma escribiendo y entregarle algo a la editorial. Ahora sí lo confirmo: nica pagaba los S/. 69 que piden, por más 69 que se den en la novela. Prefieran el original.

PD: Feliz cumpleaños, Mario.
Continue reading >>

martes, 8 de marzo de 2016

Yo soy Malala - Malala Yousafzai y Christina Lamb

martes, 8 de marzo de 2016

0 floritos

Sí, hoy es el Día Internacional de la Mujer. ¿Quieres celebrarlo? Solo piensa, a cuántos autores hombres has leído. Y luego a cuántas mujeres ¿ves la diferencia? Ese es el problema.

Nosotros también hemos leído muy pocos #LibrosEscritosPorMujeres y reseñado aún menos: algunos de Rosa Montero como Instrucciones para salvar el mundo, Lágrimas en la lluvia y El peso del corazón, también Matar a un ruiseñor de Harper Lee, Max de Sarah Cohen-Scali y Nos vemos en el Purgatorio de Ani Palacios. Esta vez reseñaremos uno escrito, protagonizado y sobre todo vivido por una mujer. Y, para variar un poco, lo narrado no es ficción. Lamentablemente.


Antes de leerlo, sabía que había sido disparada en la cabeza en un cobarde atentado, pero poco más. Y, como en me pasa a veces en los libros en el que uno sabe "de qué trata la trama", surgió el prejuicio (lo admito, me pasó con Lolita,1984 y El extraño caso del Dr. Jekyll y el señor Hyde, y me arrepiento de ello)

Así, que seré sincero. Originalmente no le tenía muchas esperanzas a este libro ¿360 páginas para la autobiografía de una chica de 16 años? Es cierto que es una niña excepcional, pero me parecía demasiado (y eso que la obra se publicó antes que ganara el Nobel de la Paz). Además que presentía sería muy evidente la colaboración de otra persona en el texto (en este caso Christina Lamb) y que no se sentiría espontáneo o real. Pensé que se me haría pesado o largo.

Estaba muy equivocado. Lo leí en cinco días y me gustó mucho. La mejor forma de entender algo, como la situación de Pakistán y del "pensamiento" talibán puede no encontrarse en sesudos ensayos teóricos de ciencias sociales, sino en el relato de la vida cotidiana de una niña que tuvo que soportar terremotos, inundaciones, guerras, bombardeos, etc. Creo que lo bueno de la obra es que no trata de presentarse como alguien que tiene la razón absoluta o una especie de "Madre Teresa de Swat", sino como una adolescente común y corriente que le gusta ver Betty, la fea y leer Crepúsculo, que se para peleando con su hermano y su mejor amiga. 

Otra cosa que me agradó mucho es lo profundamente religiosa que es Malala, no reniega de ser musulmana, es consciente de sus orígenes y cultura y nos enseña que el mundo islámico no es sinónimo necesariamente de violencia o está en contra de la educación. Podríamos decir que solo he leído tres libros relacionados a la cultura musulmana: Las mil y una noches, El hombre que calculaba y este. Y todos me han gustado mucho.

El libro ha tenido reediciones, en las que se narran nuevas cosas que han sucedido en los últimos años y que espero leer más adelante.

Hay una parte en la que ella dice "Yo no hago nada, solo hablar". Malala, si todos "solo habláramos" como tú, las cosas serían muy distintas.
Continue reading >>

lunes, 15 de febrero de 2016

"El anticuario" - Gustavo Faverón

lunes, 15 de febrero de 2016

0 floritos
Hace más de diez años, surgió esa polémica (?) en la literatura peruana entre "criollos" y "andinos", que en realidad siempre me pareció un (mal) versus entre la metaliteratura y realismo. En esas épocas surgieron autores con un enfoque más de referencias a lecturas, a la crítica y a lo librístico: libros que tenían aspectos positivos como Casa de Islandia de Luis Hernán Castañeda, Parque de las Leyendas de Carlos Gallardo o Manual para cazar plumíferos de Leonardo Aguirre, entre otros.

Pero luego, vendría todo lo contrario: Guerra a la luz de las velas de Daniel Alarcón, La hora azul de Alonso Cueto, Abril Rojo de Santiago Roncagliolo y hasta Iván Thays también, súbitamente, se interesaría en la materia, con Un lugar llamado Oreja de Perro. Este redescubrimiento del fenómeno del terrorismo y todo lo que implicó (entendible en el caso de las nuevas generaciones, extraño en el de escritores que tuvieron harto tiempo para escribir sobre ello) también influyó en el cine, como en los casos de La teta asustada y Magallanes, precisamente basada en una novela de Cueto, La pasajera.



Estas dos corrientes pueden tener poco de común ente sí. El anticuario de Gustavo Faverón parece tratar de conciliarlas. Él mismo aparenta también reflejar esta contradicción: profesor de literatura en universidades gringas, pero a la vez un constante crítico de la realidad nacional. Lograr la conjunción de estos extremos en un libro es una apuesta arriesgada, de esas que a veces faltan. Pero eso no significa que necesariamente se tenga éxito, claro.

Escrita en 2010, es una obra singular y muy diferente a toda la onda de la "literatura de la memoria", de auto ficción o autobiográfica, de la actualidad, que se encuentra en por ejemplo, libros como Contarlo todo de Jeremías Gamboa, De noche andamos en círculos de Daniel Alarcón, Nuevos juguetes de la Guerra Fría de Juan Manuel Robles o La distancia que nos separa de Renato Cisneros)

Como en Borges o en Las mil y una noches, hay muchas historias dentro de historias: la obra tiene ese carácter proteico, contradictorio, fragmentario, que por momentos agrada y por otros puede atosigar. En algunas partes, quizás sería más interesante si la trama no la taparan y estorbaran tantas palabras, imágenes y figuras. Aunque es un mérito intentar una prosa compleja y trabajada en una novela "policial", me conformo con el El nombre de la rosa

A pesar de eso, los capítulos son cortos lo que le ayuda a darles más agilidad a una lectura de por sí densa, donde nada es lo que parece, todo es confuso, se escuchan voces, se va desmadejando y reconstruyendo los sucesos jugando con los tiempos, desde una laaaarga conversa con un taxista hasta el detalle de la reclusión del Daniel en el manicomio y la historia de como se conoció este con el narrador Gustavo. Las historias que lee El Anticuario, son otras de las partes que se van alternando y que quizás sean lo mejor de la novela.

De hecho, la mezcla entre relato supermetaliterario e historia de la violencia política (como hemos visto, casi un subgénero de nuestra literatura) es bastante logrado, con lo complicado que es manejar tremendo arroz con mango que es esa mezcla. Sin embargo, después de todo este es el primer libro del autor y llega a cumplir.
Continue reading >>

lunes, 25 de enero de 2016

"Max" - Sarah Cohen-Scali

lunes, 25 de enero de 2016

4 floritos
¿Es posible darle una nueva mirada al Nazismo? ¿Cómo una novela sobre un tema así puede producir placer estético? Algunas de estas preguntas me las hice también cuando leí Dora Bruder de Patrick Modiano. Sin duda, es difícil acercarse a un fenómeno como el régimen Nazi sin caer en clichés.Se ha escrito tanto sobre esto, que es complicado darle una nueva visión.


Este libro lo intenta (y en buena cuenta lo logra) mezclando un enfoque fantástico y uno mas realista, en el que el protagonista y narrador es un bebé recién nacido: Max (aunque el se llame a sí mismo de otra forma). Es la única manera de poder penetrar la mentalidad de un nazi, sin repugnarnos, contada por un simpático bebé, un poco en la onda de Mira quién habla

Hablando de películas, la combinación Segunda Guerra Mundial + niños + drama es super ganadora: lágrimas aseguradas. Me hace acordar un poco las que le gusta ver a mi viejita (La vida es bella, El niño del pijama de rayas, El gran pequeño, La ladrona de libros...), algunos de estas últimos basadas en libros. 


Como ninguno de esos films es de mi agrado, pensé que la historia sería bastante predecible: No es así. Hay varios cambios en la trama y algunos giros interesantes. La historia es lineal, contada en orden cronológico, pero atrae, intriga, causa curiosidad y mantiene la emoción aunque bueno... creo que todos sabemos (¿Spoiler alert?) como acabó esa guerra.

Voy a decir algo más, con el riesgo de sonar muy pero muuuy políticamente incorrecto: algo también novedoso de la obra es que, por momentos, no se queda en el maniqueísmo de nazis malos - judíos buenos sino que le agrega algo que pocas veces se aprecia (quizás solo en otra película, Bastardos sin gloria, la que sí no le gustaría a mi viejita). 

No exento de cierta dosis de humor crudo y de una sordidez disimulada, llega a transmitir la desgracia de la guerra y de la época anterior a ella. Así como vemos, como va evolucionando la situación de Alemania, también presenciamos la transformación del protagonista, la cual si bien no es sutil, tampoco es mecánica, digamos que está lograda relativamente. 

La novela ganó el premio Premio Sorcières 2013 a la mejor novela para jóvenes, otorgado por la Asociación de Bibliotecarios de Francia en conjunto con la Asociación de Libreros Juveniles. Y no es casualidad, creo que, con un lenguaje sencillo y en una onda de situaciones que serían una versión cruel de Harry Potter (se aprecia sobre todo en la tercera parte), atrae mucho a los jóvenes en una historia contada por alguien como ellos. 

Quien sabe, quizás hasta después se animen a leer Vida y Destino.
Continue reading >>

lunes, 11 de enero de 2016

#PropósitosLectores (para el 2016)

lunes, 11 de enero de 2016

0 floritos
Ya es clásico que después de la tremenda resaca de año nuevo, la gente decida imponerse ciertos propósitos, que podría haber iniciado hace rato, pero, bueno, es más fácil contar los días desde el 1 de enero, para ver como se va avanzando.

Un objetivo muy común es cumplir un reto meramente cuantitativo: leer más de 20, 40, 50 libros en un año. Algunas veces hemos batido nuestros propios récords (en 2011 pasamos de 60, en 2012 pasamos de 100), y en goodreads uno se da con cada gente que dice leer más de 250 libros en un año (levantada de ceja, mohín que intenta ser sarcástico) lo que nos hace dudar de los "estudios científicos" que calculan en un poco más de 2 mil los libros posibles de leer en toda una vida.

Otras personas (los millonarios, los bloggers que trabajan con editoriales que les regalan todo, etc.) pueden concentrar su plan en las novedades que salen cada año. Y este 2016 hay varias: Cinco esquinas, lo último de Vargas Llosa y las obras más recientes de Banville, Murakami, Vila Matas etc.

Nosotros preferimos lo cualitativo (además que estamos misios), así que optamos por leer algunos pendientes e impostergables que se vienen arrastrando hace tiempo. No olvidamos que comprar un libro no es igual a leerlo, buena excusa para dejar de comprar tanto, ahorrar que la crisis está dura y aprovechar lo que se ya tiene en los estantes.

Y los libros del plan de este año son: (música tipo premiación del Oscar)


- En busca del tiempo perdido (por fin junté los 7 tomos!!)





- El Quijote (ya era hora)

- El hombre sin atributos.



- Y como todos los años, por lo menos uno de Saramago, Rosa Montero, Murakami, Borges, Safier, si hay tiempo alguno más por ahí...

Sep, algunos de mis escogidos son "cortitos".De repente estoy pecando de ambicioso. Veremos que pasa. Nunca he sido muy organizado y menos eso de ponerme objetivos. De hecho, me he propuesto por primera vez usar una agenda este año. Tal vez la vaya a necesitar...

Continue reading >>

jueves, 31 de diciembre de 2015

#ResumenDel2015

jueves, 31 de diciembre de 2015

2 floritos
¿Qué nos trajo este año 2015? Pues casi tantas noticias bizarras como en 2013 y 2014, que es cuando empecé a hacer esta clase de resúmenes (y pensar que antes resumía los libros que leía, jajaja, oh ingenuidad). Bueno, vayamos al grano.

Enero:  Fue a finales de este mes que se reveló la noticia literaria del año: el nuevo libro que publicaría Harper Lee, luego de más de 50 años: Go set a watchman, que es la secuela de su primer y único libro hasta entonces: Matar a un ruiseñor (que comentamos aquí).

Febrero: En plena campaña escolar, y venciendo el calor y demás obstáculos, la Unidad de Investigación de 0enliteratura (¿existe eso?) decidió revisar los planes lectores de diversos colegios del Perú. El resultado fue preocupante.

Marzo: ¡Homenaje a un poeta peruano en todo los canales de TV! Aunque parezca increíble, todos los medios informaban como nuestro más grande poeta fue reconocido en París. Eso no tendría nada de malo si no fuera que el Movadef colocó sus banderas y la foto de Abimael sobre la tumba de César Vallejo. Y claro todos se indignaron, pero igual no lo leen (menos lo homenajean).


Abril: El columnista literario (y de cualquier otro tema) con más lectores en el Perú fue acusado de violencia doméstica por su mujer y su hijo: nos referimos a Victor Patiño a.k.a. El Búho. Parece que el caso quedó en nada. El sigue escribiendo y de vez en cuando aún saca sus comentarios sobre libros. 




Mayo: Mientras perdíamos el tiempo pensando si vale la pena insistir en difundir la lectura, surgía una de las mejores campañas a favor de esta en la sección de farándula: no solo se presentaba uno de los más populares escritores nacionales y una de las más reconocidas escritoras peruanas (tanto así que se fue a la FIL Guadalajara con plata de todos), sino algo mejor ¡un romance entre ellos!: estoy hablando de Iván Thays y Mónica Cabrejos.



Ah, ese mismo mes nos visitó un Premio Nobel de Literatura: Mo Yan, algo que rara vez sucede, pero bueno, es lo de menos.

Junio: El chisme del año, el Hugh Hefner peruano se consagraba de ídolo y a sus casi 80 años la volvía hacer: Mario Vargas Llosa se separaba y se emparejaba con Isabel Presyler. La civilización del espectáculo en todo su esplendor. Y en vez de hacer un post con todos los detalles sobre tamaño mito (para subir las visitas), preferimos comentar sobre otros mitos literarios y otros padres de familia de novela



Julio: Quizás la mejor noticia de la FIL fue la llegada al Perú del imperio de Random House Mondadori, el cual ya está editando a varios escritores peruanos.

Agosto: Otra "noticia" que produciría memes y trolleo del fino por doquier sería los errores por el cumple de Ribeyro.



Setiembre y octubre: seguro pasaron cosas que no recuerdo. En octubre, después del anuncio del premio Nobel mucha gente fue corriendo a comprar libros de Svetlana Alexievich, aunque nadie pueda pronunciar el nombre y menos sospechaban de su existencia.

Noviembre: la mejor noticia del año: Se confirmó el Hay Festival en Arequipa, que de un solo golpe tuvo más escritores que todas las ferias de Lima, incluidos Martin Amis, Irvine Welsh, David Trueba, Fernando Savater entre muchos otros  y que se llevó a cabo entre el 5 y el 8 del siguiente mes. Fuimos a la ciudad blanca, pero un poco antes.



Diciembre: En  medio de la fiebre por Star Wars, salió campeón Melgar, el único poeta del fútbol peruano entre varios otros en lograr un título, lo que quien sabe, quizás motive a que al menos sus hinchas lo lean.

Y, aunque a nadie le importe, los mejores libros que leí en el año, aunque no son del 2015 fueron Las correcciones de Jonathan Franzen y Breve historia de casi todo de Bill Bryson. En el plano local, Nuevos juguetes de la Guerra Fría fue el mejor libro peruano del 2015 que leí. Otros libros publicados o que llegaron a las librerías de por aquí en estos 365 días y que disfruté fueron El peso del corazón de Rosa Montero, Hombres sin mujeres de Haruki Murakami y Alabardas de José Saramago; tres autores que leo religiosamente todos los años desde que se inició este blog. El resto de mi año lo pueden ver en mi cuenta de goodreads.



¡¡¡Genial 2016 para todos!!!

Continue reading >>

miércoles, 30 de diciembre de 2015

#‎FelizDíaDeLosInocentes‬

miércoles, 30 de diciembre de 2015

0 floritos
El Día de los Inocentes, en ocasiones, tiene más de Inconsciente que de Inocente. Refleja nuestros deseos ocultos. Una especie de pedidos atrasados, post-Navidad, lo que no alcanzaste a escribirle a Papá Noel en tu carta. Estos deseos aparecen incluso en las noticias, casi como aspiraciones que son graciosas, porque sabemos que no van a suceder. Un clásico son los diarios deportivos, que anuncian contrataciones de jugadores que, bueno, solo en los sueños más locos serían realidad (aunque con el humo de este tipo de diarios es posible que nadie se de cuenta).

Los libros no escapan de esto, Existen tan pocas buenas noticias literarias en el Perú (casi como de fútbol) que, salvo raras excepciones, lo normal es que uno se emocione ante alguna novedad, para luego, caer en la decepción, igual que en el Día de los Inocentes.

Así que allá van las mejores bromas involuntarias, en días distintos al 28 de diciembre, de nuestras más renombradas páginas culturales (?). Y los nominados al premio Humareda de la década son: 

1. Stephen King viene a la Feria del Libro de Huancayo: en el 2014, no solo cayó RPP, sino también varios medios locales en difundir la llegada del autor del rey del terroshow, y hasta acompañado de Vladimir Putin (?). El desmentido sería una de las choteadas más célebres vía facebook que se recuerde y el inglés del organizador Henry Quintanilla tan precario como la noticia




2. Sasha Grey viene a la FIL de Lima: En 2013, quizás como una campaña secreta para promover la Feria, el renombrado portal especializado en literatura netjoven, anunció lo que todo encuentro bibliográfico que se respete necesita: una actriz porno. Hasta dijeron que la habían visto por Larcomar (lol). Al final iría a la FIL... de Guadalajara (fuimos hasta allá, pero muy tarde, lástima) 


3. Paul Auster viene a Lima: el renombrado blog Moleskine, dirigido por Ivan Thays anunció en 2011, basado en una supuesta nota de un diario, que el célebre escritor gringo vendría  a esta ciudad. No por la FIL, no en "búsqueda espiritual" (droga y ayahuasca) como Burroughs o Ginsberg, solo vendría porque se le antoja quién sabe qué. Quizás la comida peruana.










Y así como estos reconocidos líderes de opinión se mandan con sus rocazas, nosotros queremos también expresar nuestros mejores deseos por este día y para el año que viene, por ahí que se cumplen. Quien sabe quizás algún día leamos "Feria del Libro será gratis para difundir la lectura y no la compra de discos y comida" o "César Acuña promete leer libro completo (de más de 70 páginas y sin dibujitos) si sale elegido". Y es que hay cada noticia rara que aparece en la web como "Mónica Cabrejos representó al Perú en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara" que uno no puede cre... aguanta...#ohwait... eso sucedió en realidad :P 
Continue reading >>
 

0 en literatura - Copyright  © 2012 All Rights Reserved | Design by OS Templates Converted and modified into Blogger Template by BTDesigner | Back to TOP