domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Cómo hacer un resumen del año? (y no morir en el intento)

domingo, 29 de diciembre de 2013

2 floritos
Cómo hay que fingir siempre que tenemos una vida interesante, hacer un buen resumen del año (incluso ese de fotitos en el facebook) puede ser difícil. Hay varias formas de hacer uno: puede hacerse una simple lista cronológica, una por categorías ("y los nominados son"...), un recuento desordenado o sólo hacer un resumen de los resúmenes ajenos (piratería descarada) como hicimos aquí

Pero hay una forma mejor: no tomar muy en serio esta convención. Así que ahí les va el recordaris de los últimos 365 días, de todo lo bueno, lo malo y lo feo del 2013... 




Lo bueno: La consolidación de El buen salvaje  

Lo malo: El cierre del blog "Lee por gusto" de la web de Perú 21. 

Lo feo: El problema de los libreros de Quilca 

El fail: El intento de "homenaje" en la FIL a ese guardia gamorreano llamado Martha Meier Miró Quesada 

La choteada: Mario Vargas Llosa a Luciana León.

Lo más sonado: ¿Alguien tiene una duda de que es Contarlo todo de Jeremías Gamboa? (Ya lo conseguí gratis ¡por fin! y prometo que la primera semana del año hago el post )

El firmado: "Para escribir un libro tienes que ser literato" - ¿Alumno? de la UPC 

La entrevista: Marco Aurelio Denegri a Mónica Cabrejos (en realidad lo pongo por joder)

El ¿wtf?: Que la filial de Estruendomudo publique a una chica que piensa que la palabra "archipiélago" es un animal (Alejandra Baigorria

El facepalm: La suspensión de la Feria del Libro en Ferreñafe para hacer un tono con el imitador de José José (aquí lo cuenta Oswaldo Reynoso) 

El faenón: la sospechosa venta de libros de Crisol al Ministerio de Educación (y posterior renuncia del presidente de la Cámara Peruana del Libro)

El Nobel: Alice Munro, pues.

¿Y los libros leídos? ¿Importa eso? Mi lista incompleta aquí . El mejor sin duda fue La vida. Manual de uso de Georges Perec. Y de los nacionales, Los provincianos de Daniel Alarcón (la entrevista donde le preguntamos de todo menos de ese libro, la pueden leer aquí)

¡¡Feliz 2014 a todos!!
Continue reading >>

jueves, 19 de diciembre de 2013

El día del hincha (crema)

jueves, 19 de diciembre de 2013

2 floritos
Ayer no fue un día cualquiera. No solo porque la "U" salió campeón, motivo de alegría para los escritores hinchas cremas, que deben estar celebrando en la tierra o en cielo. Sino también porque uno de ellos se presentaba por primera vez (que yo recuerde) oficialmente a dedicar su más reciente novela: Sí, Mario Vargas Llosa estuvo en la librería Ibero de Larcomar a las 7:00 pm.
 

 
Unas 300 personas haciendo cola. Me encontré a un pata que estaba quinto en la fila y había estado esperando desde las 4:30 de la tarde. Más adelante encontré a otro amigo con el ticket número 50. Para esto habían repartido tickets a los primeros 100 aficionados.
 
Y aquí es donde empieza el anti-cherry(como ninguna editorial/librería me regala nada, soy libre de decir lo que quiera ¿no? Así que váyanse portando). La organización fue pésima, una pena para una local nueva como el recién inaugurado de Ibero en Larcomar. Hay que ser bien monse para pensar que alguien tan conocido y encima Premio Nobel no vaya a tener más concurrencia. Si hasta en la Feria del Libro uno ve a cualquier desconocido/borracho que tiene un breve grupito de 8 personas a su lado pidiéndole un autógrafo, no es difícil imaginar para la gente "experta en el negocio" que la asistencia sería masiva. ¿En serio pensaban que porque la página de Larcomar no decía nada la gente no iba a ir? No se enteraron que el mes pasado hubo una feria de libros ahí?
 
Por eso, si el anuncio decía que la firma solo duraría una hora, era evidente que, siendo las 7:40 aprox., habiendo pasado unas 70 personas y solo quedando 20 minutos era imposible que se atendiera a todos los restantes, debiendo avisar a la gente para que no sigan parados frente al mar mismo el muelle de San Blas (sí, es un pésimo ejemplo).
 
A pesar de ser ya las 8 y 15, MVLL estuvo dispuesto a atender a 20 fans más. Lamentablemente cuando se escuchó eso, el desbarajuste y la avalancha fueron incontrolables y la seguridad tuvo que cerrar el acceso a la tienda, produciendo todo tipo de pifias, insultos, pedidos del libro de reclamaciones, sugerencias para que solo entren hinchas de la U, etc. Naturalmente, el autor se tuvo que retirar por la otra puerta (la del cine que está al costado), pues había tanto barullo como en las celebraciones a unas cuadras, en el Parque Kennedy, por nuestra estrella número 26 (chequen el vídeo está bueno).
 
Una de las cosas que dijo el Nobel al enterarse de la marea humana, luego de chotear un pedido de la congresista Luciana León, fue "No pensé que había crecido tanto el gusto por la lectura en el Perú, sobretodo de tantos jóvenes". No estoy tan seguro de eso (estoy lejos aun siquiera de la mitad de sus 40 libros), pero que varios queríamos una foto pa'l face no me queda duda. Sobretodo, teniendo en cuenta que los anuncios eran MUY claros y decían que solo se firmaría El héroe discreto, sin embargo, había gente con Conversación en la Catedral, La tía Julia y el Escribidor, La civilización del espectáculo y hasta con un libro de García Márquez (WTF?). Pero bueno, ya sabemos como estamos en comprensión lectora. En fin, mejor no recordemos nuestros resultado en la prueba PISA y alegrémonos porque somos ¡¡CAMPEONES 2013!!
 




    
 

 
Continue reading >>

martes, 17 de diciembre de 2013

No regales libros, regala ¡autores!

martes, 17 de diciembre de 2013

0 floritos
La literatura tiene sus frikis. Eso es innegable. Justamente la poca popularidad que goza en el país la lectura, refuerza su carácter medio marginal, medio rara. ¿Qué tan geek se puede ser en términos librísticos? Mucho. Y es que geek no es solo el fanático de las tecnología sino "una persona muy conocedora y entusiasta sobre un tema específico" (como lo dice el diccionario Carper Collins en  una nueva definición de esta palabra aceptada este año).

Y es que, cuando no basta con los libros, polos, tazas, qué-se-yo, existe el coleccionismo de figuras de acción. Si no te basta con Iron man, existe un minimercado de muñequitos de escritores. Veamos:

William Shakespeare: Infaltable. Es el líder indiscutible del grupo y de la literatura inglesa. El equivalente a Superman en las colecciones de action figures de Superhéroes o el equivalente a Woody en Toy Story 3. Incluye dos accesorios, pero no necesita arma, le basta con el verbo.
Charles Dickens: Probablemente el novelista más grande de Inglaterra. Y quizás segundo en el parnaso librístico/juguetil (¿un Buzzlight Year tal vez?) Arma: Pluma metálica (te la clava directo a la yugular)
Oscar Wilde: El ex-presidiario más elegante de todos los tiempos. Vestuario y accesorios similares a Dickens, siglo XIX style. Poderes: inmortalidad (a lo Dorian Grey). Arma: solo un sencillo bastón, muy al estilo de Gambito de X-Men. Araña si está molesto (mismo Robin).
Jane Austen: La "Mujer maravilla" no podía faltar en esta colección. Vestimenta recatada, aunque escote muy de la época. Accesorios: Pluma metálica y escritorio portátil (es la única que sí parece que está trabajando en un escrito)
Edgar Allan Poe: The Dark Knight. Amo y señor del mundo oscuro, su sola presencia es sinónimo de terror. Además, Dupin es casi tan buen detective como Batman. Accesorio: El cuervo. La casita de Usher no está incluida.
Ernest Hemingway: Cazador, aficionado a los toros, pescador deportivo, veterano en la Primera Guerra Mundial ¿Qué más se puede decir? Look a lo Obi Wan Kenobi. Accesorios: Machete, sombrero, bandolera. Es casi un Indiana Jones.
Hermanas Brontë: Armadas solo con sus libros, desde los gemelos fantásticos no habían hermanos tan bravos. No se me ocurre un trío femenino tan power. ¿Vengadoras? ¿Justicieras? Bitch Please.


También hay otros diseños con personajes como James Joyce o Mark Twain.


Y lo de Lovecraft me ha dejado sin palabras...






Continue reading >>

sábado, 30 de noviembre de 2013

Quilca

sábado, 30 de noviembre de 2013

0 floritos
Hay cosas que siempre dejamos para después. Libros, visitas, autores, llamadas. Y una de las cosas que he ido procastinando, y que debo hacer de todas formas antes de cerrar este blog, es un post sobre Quilca.

Aunque he posteado algunas cosas sobre por ejemplo los libreros de jirón Amazonas, de la FIL, de la Feria Ricardo Palma, de otras ferias y hasta de libreros en Máncora o de Buenos Aires, aun no he escrito nada de la librería más grande de Lima y probablemente del Perú. A la que he ido más veces. La que me quedas más cerca. Y es que a veces nos confiamos en la proximidad de las cosas y no valoramos lo que tenemos a la mano, sobretodo comparado con la oferta de libros en otras ciudades del país. Y a veces se valora las cosas solo cuando se pierden.

Mis primeras excursiones por esa calle las di cuando aun estaba en el cole, e iba al local de Navarrete en Colmena para comprar las figuritas del mundial Francia 98. Solo había que caminar unas cuadras más allá y se podían encontrar las tiendas de revistas (O11CE y El Gráfico eran de ley). Luego vendría la Marcha de los 4 Suyos, los conciertos en El Averno, el local de La Noche (que duró poco), mis primeros libros comprados, mis primeros libros vendidos y un largo etcétera que, esta vez, tampoco resumiré y nuevamente dejaré para otra oportunidad.

Foto: La República

Esta vez concluiré con unas líneas solo para recordar lo que muchos ya saben. Los libreros que trabajan en la galería ubicada en la cuadra 2 de este Jirón, conocida como Boulevard Quilca está afrontando el problema de su permanencia en el local donde están hace más de una década. Es cierto que hay muchas otras tiendas en esa misma calle (y en las zonas aledañas de Camaná, Colmena y Plaza Francia), pero la magnitud del local hacen que el Boulevard sea sin duda el corazón del área.

Lo triste es que no sería la primera vez que un grupo de libreros pierde el local donde suelen trabajar, pues lo mismo pasó con la gente de Carlos Prince. Desde que los sacaron de la explanada del Museo de la Nación en 2008, no han vuelto a tener un lugar fijo y tienen que estar moviéndose constantemente. Y así estaremos también los que queremos comprar libros si desalojan a la gente de Quilca, moviéndonos, moviéndonos, en búsqueda de eso que, como el pasado, ya no está.
Continue reading >>

jueves, 10 de octubre de 2013

Demasiada felicidad para Alice Munro

jueves, 10 de octubre de 2013

4 floritos
Aunque la semana pasada la Alice más sonada era Alice in Chains, a partir de hoy es otra: una viejecita de 82 años que rompió varios de los pronósticos respecto a quien se llevaría el premio este año. Ahora ya no quedan dudas: Alice Munro es la Nobel de Literatura 2013.

¿Reivindicación al cuento por parte de la Academia Sueca? Así dicen. Lo que no hicieron con maestros del relato corto como Borges, Cortázar, Cheever, Raymond Carver y siguen firmas, lo han hecho con la canadiense que, por el apellido, no ha faltado que alguien la relacione con el villano de los Thundercats (por cierto es la primera vez que Canadá "se sube al podio" de países con un ganador del Nobel de Literatura).

Curioso que hayan tenido que dejarle la buena noticia en la
contestadora, pero también bien maleados para llamar a la abuela a las 4 de la mañana. Más curiosidades aquí.

Felizmente, a diferencia del año pasado con Mo Yan, sus libros son de precio accesible y se encuentran en casi todas las librerías. Y, como Vargas Llosa, hay gente que sí la ha leído antes de ser premiada. Será para la próxima Haruki.

Y pensar que se iba a retirar del negocio.
Continue reading >>

jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Quién ganará el Nobel de Literatura 2013?

jueves, 26 de septiembre de 2013

5 floritos
Sí, ya sé que la misma pregunta nos la hacemos todos los años (solo cambia el número). Pero esta vez lo voy a poner fácil: las últimas tres ediciones, de acuerdo a los rumores, Haruki Murakami estaba entre los más voceados para ganar el Nobel. Incluso, el año pasado, en las casas de apuesta, aparecía que, después de Mo Yan, el japonés era el que tenía más opciones. Pero esta vez es el primero de lejos, y no solo en Ladbrokes, sino también en UnibetPaddy power y Nicerodds, lo que es raro porque en otras ocasiones las casas de apuesta no coincidían tanto. O sea, la cosa está más o menos como Vargas Llosa en 2007 y 2008.


Sus más cercanos competidores, de acuerdo a los portales, son Joyce Carol Oates, Assia Djebar, Philip Roth (again) y el keniano Ngugi wa Thiong'o (¿así se escribe?). Este último subió tanto sus apuestas que, según Twitter, las suspendieron momentáneamente en Ladbrokes. Así que esos serían, tal vez, los "cinco finalistas" que supuestamente se deberían haber anunciado en mayo. Otros incluyen a Peter Nadas y Alice Munro.

Por mí normal que gane el ponja, un pendiente menos, pues ya tengo la mayoría de sus libros (este año leí Baila, Baila, Baila), ya lo comentamos algo (especiales murakamianos parte uno y parte dos) y sería curioso que gane alguien tan conocido, catalogado incluso como "comercial".

O, quien sabe, de repente termina ganando el que, según Santiago Roncagliolo, nunca ganará: Stephen King

Otras ediciones del premio:

2009: la previa / ganador: Herta Muller
2010: ganador: Mario Vargas Llosa
2011: la previa / ganador: Tomas Tranströmer
2012: la previa / ganador: Mo Yan
Continue reading >>

sábado, 31 de agosto de 2013

Este post es un fragmento del universo (recordando a Jorge Eduardo Eielson)

sábado, 31 de agosto de 2013

0 floritos
Revisando el tomo 9 del Atlas Departamental del Perú (de editorial Peisa) cuando se habla de los artistas y escritores limeños más destacados de la historia, se aluden nombres que todos conocemos. A pesar que la lista es larga ni siquiera se menciona a Jorge Eduardo Eielson. 

Para entender la obra de Eielson no habría que leer este artículo. Ni ninguno. Habría que romper el papel en pedacitos y tirarlo al aire mientras alguien recita uno de sus poemas. Habría que preguntarse que sintieron Octavio Paz o Jean Genet al leer los manuscritos de Eielson y animarlo a publicarlos. Habría que pintarrajear nuestras ropas y hacer nudos con ellas con algo de música de fondo. Quizás tendríamos que amar el budismo zen y los gatos. 

En una entrevista resume su trayectoria: “escribí poemas y me llamaron poeta, he escrito artículos para periódicos y no soy periodista. He escrito algunas piezas de teatro y no soy dramaturgo. Hago también escultura y no soy escultor. He escrito cuentos y no soy cuentista. Una novela y media y no soy novelista. En 1962 compuse una Misa solemne a Marilyn Monroe, para banda magnética, y últimamente preparo un concierto y no soy músico”. Podríamos agregar que además pintaba y hacía ensamblajes, instalaciones, perfomance, fotografía. Incluso ganó un concurso para estudiar dirección de cine. 

Vivir es una obra maestra es el título de uno de sus libros. En el caso de Eielson esta frase se aplica sin duda alguna y en sus casi 82 años dedicados al arte produjo no una sino varias obras de esta magnitud. Era una persona que vivía para el arte y por el arte en todas sus manifestaciones. Un artista en mayúsculas. Un artista total. Un artista que podía hacer poesía de muchas formas y no sólo “poesía escrita” (que también hizo). Un artista que en pleno mayo de París planeaba colocar su “escultura luminosa” en el cruce de dos avenidas. Un artista que escribió a la NASA para enviar una de sus obras a la luna (le respondieron con una negativa). 

Las etiquetas sobran en este tipo de casos: neosimbolista, ultramoderno, post-vanguardista: Eielson fue todo eso y mucho más porque nunca se encasilló, ni se cansó de inventar proyectos aunque éstos no tuvieran repercusión comercial. No vivió obsesionado por vender sus obras ni por publicar. Multifacético como Leonardo da Vinci –uno de sus grandes ídolos al que incluso le dedica instalaciones– hizo gala de sus constantes saltos al elegir formas para expresarse, en un contexto como el que vivimos donde la hiperespecialización lo es todo. 

Aunque vivió más de la mitad de su vida en Europa y a pesar del gran reconocimiento de su trayectoria en el extranjero, sería un grave error considerar su obra como un fenómeno ajeno a nuestra realidad. Eielson sentía al Perú como parte importante de su arte a pesar de la lejanía y eso se nota en su insistencia en el arte precolombino, en inspirarse en los quipus para buena parte de su obra “nudística”, en la obsesión con el paisaje desértico costeño. 

También guarda algunos elementos en común con otros escritores peruanos. Como Martín Adán, Eielson publicó por primera vez a los diecinueve años. Como Ciro Alegría o Vargas Llosa (que tuvieron en el colegio a profesores de la talla de César Vallejo y César Moro, respectivamente), Eielson tuvo como maestro de escuela a José María Arguedas. Fue un gran amigo de Javier Sologuren y, como Eguren, se dedicó indistintamente a la poesía y a la pintura durante un periodo de su vida. Coincidencias que pueden parecer triviales, ingenuas como algunas obras de Eielson, que reivindican la estética de lo cotidiano y nos dicen que no hay que tomarse en serio. 

De una modestia aplastante para los cánones actuales y el espíritu competitivo hasta la náusea de nuestra sociedad, puede sorprendernos en esta época su total indiferencia por reconocimientos y honores. Ganador del Premio Nacional de Poesía, del Premio Nacional de Teatro, de becas europeas y de institutos prestigiosos, nada de esto parece importarle. Considerado como uno de los mayores poetas y artistas latinoamericanos del siglo XX, ha expuesto en museos alrededor del mundo, desde la Bienal de Venecia hasta el MOMA de New York. Rechazó una propuesta de Gallimard y de otras editoriales y declinó invitaciones para exponer en galerías de renombre. Fue un amigo el que enviaría sus poemas para que postulen a un Premio Nacional (que terminaría ganando).

A pesar de todo lo anterior, decía sobre sí mismo: “no soy nada”. Ninguno de nosotros lo es. Pero sólo personas como Eielson tienen la modestia y lucidez para notarlo y pronunciar, con una sonrisa en los labios, que después de muertos no quedará nada de nosotros, tal vez sólo una estela de polvo de estrellas en el espacio…
Continue reading >>

miércoles, 31 de julio de 2013

¿Hincha de qué equipo era...?

miércoles, 31 de julio de 2013

0 floritos
Hincha Club ¿pruebas?
Gabriel García Márquez Junior de Barranquilla
La revista misma estaba dividida porque Germán y Álvaro eran partidarios del Sporting y Alfonso y yo lo éramos del Junior”.


                                                        Vivir para contarla, p. 146.
más anécdotas acá
José Saramago Benfica
  
“…me pusieron una corbata y el emblema del Benfica en la solapa. Mi padre me hizo socio del club y me llevaba al viejo estadio de Amoreiras. Era más querencia suya que voluntad mía. Me divertía, pero sin fanatismo”.
                                                      Las pequeñas memorias (fotos)
Antonio Skármeta        U de Chile


"Soy hincha de la Universidad de Chile. La "U" (...) Como todas las enfermedades crónicas empezó de la manera más inofensiva".

recuerda las alineaciones acá:
Ernesto Sábato Estudiantes de La Plata


Gunther Grass Friburgo (Alemania)



¿¿fuente??: http://edant.clarin.com/suplementos/cultura/1999/10/24/r-00204d.htm

Y en el Perú, solo existe un equipo

Otros posts:
- ¿Qué escritor está mejor ubicado en la tabla de posiciones del campeonato?
- ¡¡Fútbol!!


Continue reading >>

miércoles, 24 de julio de 2013

Entrevista a Daniel Alarcón: "Disfruto mucho jugando con los espacios fronterizos entre géneros"

miércoles, 24 de julio de 2013

2 floritos
Este lugar es enorme. “Sorry, me perdí es la primera vez que vengo aquí” le digo a Daniel Alarcón. “Yo también” me responde y le llama la atención cuando le digo que aquí estuvo hospedado Messi. Me muestra la foto que tomó desde el piso 28 de su habitación. Desde ahí, se nota que aun hay muchas historias por contar de Lima.

Voy a empezar con una confesión. Nunca he entrevistado a un escritor. Así que busqué en google y encontré que tienes un libro donde entrevistaste a varios: The secret miracle (disculparás el inglés). Lástima que no está en español ¿Saldrá en castellano?

Que yo sepa no hay ningún plan, ya ese libro tiene por lo menos tres años. Ahora, el formato de ese libro es chévere porque se podría reproducir fácilmente, simplemente hice un cuestionario muy completo de todos los procesos de escribir: desde inspiración hasta edición final. Y luego mandé ese mismo cuestionario a cuarenta autores americanos, latinoamericanos, europeos, africanos, árabes, de todas partes. Los autores respondieron las preguntas que querían de tal manera que es como si todos estuvieran sentados alrededor de una mesa. No es una entrevista, es intercalado, todos responden la misma pregunta a la vez.

O sea no los entrevistaste personalmente, sino que todo fue por correo o por teléfono.

Por correo o por teléfono, en algunos casos los entrevisté personalmente como a Vargas Llosa. Pero principalmente por correo o por skype.

Me imagino, hay autores de peso como Paul Auster, Haruki Murakami, o Stephen King ¿fue difícil?

Con Auster y con Murakami ni si quiera hablé, sino con sus asistentes. Con Stephen King el mismo contestó su correo, super generoso con su tiempo y chistoso con sus respuestas. En general, la gente es buena onda, además fue un libro por encargo, todos donaron su tiempo porque fue para recaudar fondos para un proyecto.

En ese libro haces muchas preguntas interesantes. Una era “¿Qué cosas buscas en una novela?”

Alguien dijo algo que me pareció interesante: “Nadie lee una novela para llegar a la mitad”. La gente quiere que les cuentes una historia, el simple placer de narrar, eso es importante. Creo que no puedes descartar algo tan básico, te puedes perder a veces con la prosa, con la estructura un poco loca, con juegos de palabras, con ideas, pero finalmente la gente quiere que le cuentes una historia. Eso trato de no perderlo nunca de vista. Y, por otro lado, hay varias maneras de seducir: por ejemplo, con prosa, con personajes, con escenas, con humor, con diálogo, con acción, con violencia, con sexo y no necesariamente necesitas todas esas armas para ganar. Hay novelas que hacen solo una cosa bien, pero lo hacen tan de puta madre que ganan. Esas dos respuestas que te acabo de dar son un poco contradictorias pero he leído muchas novelas que tienen una historia que engancha y no tiene prosa particularmente impresionante o no tienen diálogo espectacular, pero tienen algo, una chispa narrativa y ¡pum! te enganchas. Y luego he leído historias donde no se narra nada dramático o thriller, pero tienen una belleza poética, igual me engancho. Finalmente hay muchas maneras de llegar a un lector, cada novela es diferente, cada novela del mismo autor es diferente.

Además de este libro de entrevistas, tienes el proyecto de Radio ambulante, que es crónicas pasadas a la radio, y también tienes el proyecto de cómic de Ciudad de Payasos, donde mezclas el cómic con el cuento. Veo que te gusta esto de mezclar géneros ¿Has pensado probar con otros géneros además de los clásicos cuento y novela?

En este último libro Los provincianos hay un paréntesis donde hay una obra de teatro y luego sigue la novela. Me parece que es normal querer experimentar, jugar con los espacios fronterizos entre géneros. Disfruto mucho eso. Hay muchas cosas que quisiera hacer, pero por ahora radio, crónica, novela, cuento, cómic, teatro está bien.

Sobre Los provincianos, hay un cuento de El rey está por encima del pueblo titulado “El presidente idiota” donde también hay una obra de teatro. 

Son los mismos personajes de ese cuento y esos personajes y otros son los de mi novela larga que sale en octubre: At night we walk in circles, que va a salir con Seix Barral.

A propósito de eso ¿Cómo te animaste a publicar en otra editorial, en este caso Solar? ¿Has decidido probar en otras editoriales?

Quise publicar un libro con una editorial pequeña, independiente, que hace trabajo cuidadoso y conocí a Dante (Trujillo), me pareció un tipo serio y era una propuesta interesante.

Has ganado algunos premios, pero ¿has estado en el otro lado? ¿Es decir has sido jurado? Te pregunto porque hay personas que no les gusta pues es un trabajo muy pesado.

Tienes que leer mucho, no es tan divertido como ganar un premio (risas). Pero siempre conoces textos escritores y textos interesantes. Cada dos años hay un premio de narrativa de los penales peruanos. Las últimas tres veces he sido jurado. Siempre lo disfruto porque es un tema que me interesa mucho.

También he sido jurado de un premio de narrativa mexicana de mujeres, un amigo me invitó, no pude decirle que no, renegaba en el trabajo, pero terminé disfrutándolo mucho. Lo que pasa es que cuando uno trabaja y tienes mucha chamba, tienes poco tiempo de leer nuevos autores, novelas de autores inéditos tengo tiempo para leer cuatro o cinco al año. Por lo demás estoy con tanto trabajo que no puedo leer lo que me da la gana. Ser miembro de un jurado te da la oportunidad de conocer otros autores que de otra manera no podría. Eso me gusta. Quita tiempo, un mes estuve leyendo textos de narradoras mexicanas menores de treinta y cinco años y algunas eran muy malas, algunas mediocres, algunas medianamente buenas y algunas tres o cuatro que fueron extraordinarias. Esas tres o cuatro valieron la pena, sí. Lo bueno de ser jurado es que tienes la oportunidad de tener cierta influencia sobre el diálogo literario de tu medio lo que me parece un honor.

Los cuentos de los premios a veces se mandan a revistas o terminan “en el aire”. ¿Tienes muchos cuentos sueltos en revistas que no has juntado en tus dos libros (Guerra a la luz de las velas y El rey está por encima del pueblo)? ¿Piensas juntarlos a futuro?

Algunos, pero muy pocos. Y si no se han publicado en libros es que no se van a publicar porque son muy malos .Es interesante porque El rey está por encima del pueblo ya tiene tres versionesy habrá una cuarta: salió una versión en México con 8 cuentos, la edición Perú-España con un cuento añadido y la versión en inglés va a tener 11 cuentos, porque como ha pasado más tiempo he escrito más cuentos y eso me parece bien.

Escribir cuentos es diferente que escribir una novela porque no es necesariamente un proyecto unificado, es un trabajo que uno hace a lo largo de cinco años y luego los colecciona “Ah mira, ya tengo suficientes para un libro” y a ver cuáles encajan. En cambio una novela es un proyecto sostenido a lo largo de muchos años que te lo planteas como un proyecto íntimo.

A propósito de cómics, ¿hay alguno que te guste en particular?

Nunca leí cómics de niño, leí Condorito y Asterix. Pero sólo en Perú. En Estados Unidos nunca leí cómics en inglés, nunca leí Superman, ni a Batman, ni X-men ni nada de esas cosas. Incursioné en el mundo del cómic por otras razones, porque una amiga me regaló un libro de Joe Sacco, es un gran periodista, gran ilustrador, nunca había visto algo así. Y me interesó por la posibilidad, lo compartí con Shila (Alvarado) y juntos hicimos ese proyecto. Pero no soy aficionado al cómic, es un género que me gustaría explorar más, pero no soy aficionado ni mucho menos alguien que conoce. Hice el proyecto por curiosidad, para ver como salía y por la oportunidad de trabajar con una amiga mía que considero súper talentosa y especial como amiga y como ilustradora.

Si es una persona que conoces debe ser más fácil trabajar con ella. ¿O has pensado en hacer un libro con otra persona?

Tengo varios proyectos con otros artistas y músicos, compositores e ilustradores. Aparte del de Shila (Alvarado), tengo un proyecto con el que estoy trabajando con un fotógrafo y un artista plástico mexicano, para el 2014. Tengo el de Radio Ambulante, que es colaborativo, colectivo con gente de múltiples países a la vez. Muy demandante, pero muy rico. Y colaboro porque me gusta construir en conjunto.

Preguntaba porque se tiene la imagen de que el escritor tiene una labor muy solitaria (y de hecho lo es) pero la complementas bien con otras actividades y no todos hacen eso.

Es raro el escritor que nunca colabora, que nunca trabaja en equipo, que nunca tiene este tipo de proyectos colaborativos, porque si tu trabajas 5 años solo en tu novela, pero a lo largo de una carrera productiva de 30 o 40 años, en algún momento te vas a aburrir de estar solo y vas a trabajar con alguien, sea un músico, un cineasta, un dramaturgo, un ilustrador, un fotógrafo, lo que sea pero algo para romper la puta soledad.

Bueno, viene la pregunta de las influencias que es muy pesada y que además ya te la hice hace un montoooon de años el día que estuviste con Santiago Roncagliolo en la UPC.

¿Ah, estuviste en esa presentación?

Si, yo fui el monse que levantó la mano y preguntó “¿cuáles son sus influencias?”. Pero como son muchos autores, pensaba reducirlos a dos para hacerlo más fácil: Cheever y Ribeyro, que creo que son dos autores que te vacilan. ¿Hay algún cuento en particular qué elegirías?

Conozco más la obra de Cheever. Hay un cuento que leo de él cada cierto tiempo que me parece tan sorprendente, tan chistoso y tan bien hecho…

¿“El nadador”?

Noooo, ese es como “el clásico”. Es como decir “Los gallinazos son plumas” de Ribeyro. Es uno que se llama “La muerte de Justina”. Es que mucha gente piensa que Cheever es como el realismo clásico, suburbano, de clase media alta gringa, y un cuento como ese rompe con todo esos esquemas. Es tan absurdo, tan chistoso, tan ridículo y tan poco convencional en la estructura, tan arriesgado que creo que es uno de mis cuentos favoritos y de los más extraños que he leído y es más extraño cuando te das cuenta que es Cheever el autor.

¿Y de Ribeyro?

No me siento capacitado para opinar porque he leído poco. Me acuerdo de “Los gallinazos sin plumas” porque lo leí y luego ví el corto y me quedé impactado. Ribeyro en este país es como un saludo a la bandera. Me gusta mucho, pero hace tiempo que no lo leo.

Una de las preguntas que había en tu libro The secret miracle y que me imagino que te parecen preguntas útiles es: ¿Cómo te das cuenta que has pasado un buen día escribiendo? ¿Un día exitoso?

Esas preguntas me parecen tan inocentes ahora, porque no he tenido un buen día en mucho tiempo. Anteriormente mil palabras al día o cuatro horas bien concentrado, eso me parecía un buen día. Ahora dos, tres horas, si lo logro, como no tengo un proyecto grande ahorita, no me estoy poniendo presión para escribir. Cuando tenía la novela me despertaba a las cinco de la mañana, porque tenía la obligación de hacerlo porque no tenía otro trabajo, no tenía otro momento para chambear. Era horrible, levantarse a las cinco de la mañana era un asco, lo odiaba. Pero finalmente terminé ¿no?, tuve que hacerlo así, no lo repetiría. Cuando escriba mi próxima novela, voy a separar un poco de espacio y tiempo y retirarme de las múltiples obligaciones que tengo y tratar de abrir espacio para no matarme.

Creo que ahora que realmente he pasado los dos últimos años trabajando demasiado, entiendo el desgaste físico, creativo y espiritual que produce trabajar demasiado, tener demasiados proyectos, estar demasiado estresado, tener pocos tiempos de esparcimiento intelectual, no tener tiempo para leer lo que te da la hijodeputa gana o tener tiempo para simplemente no hacer nada. Recargar baterías, lo que hacía antes: trabajar por la mañana, leer un rato, caminar un poco, volver y seguir leyendo y leer y leer y leer, no tengo tiempo para hacer eso. Entonces la idea de un buen día de trabajo, cuatro horas bien trabajadas y luego leer y caminar es una fantasía y creo que nunca más voy a tener esa flexibilidad, ese horario nunca más.

¿Full chamba entonces? No de escribir, sino de otras cosas.

Muchísima, de mil cosas. Me gusta, no tengo trabajos que me producen náuseas, tengo trabajos que me gustan más, otros que me gustan menos. Preferiría no tener que dictar clases pero a veces tengo que hacerlo. No me estoy quejando, tengo una muy buena vida, de alguna manera u otra logro vivir, no tengo horario de oficina, trabajo en proyectos interesantes con gente chévere No me estoy quejando, lo único que digo es que en los últimos años estoy trabajando a un ritmo que es insostenible, físicamente no puedo trabajar así y es cuestión de tiempo que trabajando así la calidad de tu trabajo va a bajar y yo soy demasiado exigente conmigo mismo para permitir eso.

Dictas clases en talleres de escritura creativa. Creo que en Estados Unidos hay muchos de estos talleres. Pero aquí por ejemplo, parece que existe el prejuicio de que es algo que no se puede enseñar.

No se puede enseñar, es verdad. Pero sí se puede mejorar. No creo que realmente un taller de creación literaria es para enseñar a alguien a escribir, es para abrir un espacio para la gente que quiera escribir tenga la oportunidad de descubrir si tiene el talento para hacerlo o no. En ese sentido, hay demasiados talleres porque no hay suficiente talento para llenar tanto taller de gente buena.

Bueno, ya se acaba el tiempo y no te he preguntado sobre la política, sobre por qué no escribes en español, si te sientes peruano, andinos vs. criollos etc. y esas cosas que siempre te preguntan.

Copia y pega lo que ya he respondido un montón de veces (risas)
Continue reading >>

domingo, 21 de julio de 2013

Dime qué Feria del Libro tienes y te diré qué país eres...

domingo, 21 de julio de 2013

2 floritos
Julio es el mes de la patria y de la Feria Internacional del Libro, aunque sean malos tiempos para pensar en el país y en literatura. Los recientes sucesos en el Parlamento, en el que se quiso imponer a cuestionados candidatos para importantes cargos públicos (que incluso impulsaron a que Mario Vargas Llosa impulse un pronunciamiento contra esto) nos hacen dudar que las cosas hayan mejorado luego de tantos años de desarrollo económico y dos años del actual gobierno.

Imagen: Álvaro Portales

Aunque las últimas elecciones presidenciales nos dieron esperanzas, la corrupción y el amiguismo son tan fuertes como siempre. Y eso va más allá de la política. Le hacen un reconocimiento (otros dijeron "homenaje") a Martha Meier Miró Quesada en la FIL, que es organizada por la Cámara Peruana del Libro. Por su parte, previamente Martha Meier le había hecho un homenaje a la presidenta de esta Cámara, Doris Moromisato. ¿Eso no es también una repartija? Supongo que por eso MMMQ postuló a congresista por el fujimorismo.

Ya sabemos que el Congreso es lamentable, tanto en la calidad de sus normas y su trabajo fiscalizador, como en el nivel de sus integrantes. Pero, la FIL también, aunque no lo notemos tanto. El año pasado ya comentamos un poco esta sensación. Este año vemos que no hay muchas novedades, pocas ofertas, los mismos precios altos y, para variar, un cartel menor de autores comparado al de países vecinos, como ya comentamos hace unos meses.

Luis Thais dice que en el Congreso no hubo repartija, "sino un consenso". Ivan Thays dice que no está de acuerdo con el reconocimiento a Martha Meier. Las protestas callejeras sirvieron para que la decisión parlamentaria se caiga. ¿La protesta y las firmas contra MMMQ servirán para que el reconocimiento se caiga? Solo sé que a este paso, prefiero ir mañana al plantón en la Plaza San Martín que a la Feria del Libro. Y es que tenemos el Congreso que nos merecemos. Y tenemos la FIL que nos merecemos.
Continue reading >>

domingo, 30 de junio de 2013

Viajar libros (7): la ruta de Borges

domingo, 30 de junio de 2013

0 floritos
Hasta que por fin llegué. El lugar donde comenzó todo: Avenida Tucumán 838, la casa donde nació Borges. O lo que era, porque ahora solo encuentro un amplio estacionamiento. Bueno, al menos conozcamos el final: a dos cuadras a la mano derecha se ubica Maipu 944, su último domicilio mientras vivió en su patria. Subir hasta el departamento del sexto piso me da un poco de flojera, así
que solo tomo la foto y cruzo la pista porque al frente (Maipu 971) se encuentra la librería "La ciudad", donde Borges solía curiosear (debe ser muy práctico tener una librería frente a casa) e incluso fue el lugar donde se realizaron sus Diálogos con Sábato.

Siguiendo, con la ruta borgiana, camino de vuelta por la Av. Florida, esa especie de Jirón de la Unión de Buenos Aires, donde hay locales de muchas cadenas de librerías como Distal, Libros Cúspide y El Ateneo. Es en esa misma avenida donde su madre y su hermana protestaron contra el gobierno (lo que haría que sean encarceladas) y un poco más allá llego al lugar donde empieza su cuento "La noche de los dones": la antigua Confitería del Águila. Sin embargo, ahora es un café vegetariano atendido por una guapa colombiana. Como no estaba muy seguro, entré y pregunté "¿este lugar se llamaba antes "Confitería del Águila?" Ella me respondió: "No lo sé, pero cada cierto tiempo alguien se acerca a preguntar lo mismo". 

 Lamentablemente no todo está tan cerca como para hacerlo siempre caminando, así que tomo el subte para ir a su barrio: Palermo. Si San Telmo es el Centro, Palermo es San Isidro (quizás Miraflores, pero más San Isidro). Pensé, quizás injustificadamente, que en un barrio con lugares denominados "Avenida Jorge Luis
Borges" o "Plazoleta Julio Cortázar", encontraría un montooon de librerías, pero lo que más había eran tiendas de ropa, cuadras y cuadras de tiendas de ropa. Más lejos hay una muy buena oferta bibliográfica: Libros del Pasaje, Eterna cadencia, Crack-up etc., solo que los libros eran un poquito más caros que en otros
sitios, pero yo tenía un plan. Proseguí por la Av. Thames (entre mis idas y vueltas debo haber pasado por la otra casa de Jorge Luis y por su colegio) hasta que llegué al lugar que estaba buscando: la feria de libros viejos, cerca del Jardín Botánico. Me hizo acordar a la Feria de Amazonas, pero en formato reducido y con más árboles. Era el momento de pulsear (y aplicar los consejos para comprar libros). Aquí un extracto de uno de los diálogos con uno de los libreros:


Vendedor: ¿Y, qué buscás? ¿Te puedo ayudar en algo? 
Yo: No nada, solo estoy chequeando. 
Vendedor: ¿Chequeando? ¿Qué es chequeando? 
Yo: (me quedé helado, era la primera vez en mi vida que me preguntaban eso) Este... o sea revisando, mirando. 

Sonrió, fue muy amable y me ofreció una bonita edición de
los diarios de Bioy Casares a 80 pesos. Estaba regalado. La compro y más adelante Diálogos últimos y La memoria de Shakespeare. Encuentro Memorial del convento de Saramago, un libro que vengo buscando hace tiempo. Lo pienso bastante, pero al final desisto.

Regreso a San Telmo, caminando por la calle Chile y en el cruce con Tacuarí encuentro una plaquita que me recuerda un sitio que aparece en un cuento de El Aleph, titulado "El zahir" .



Ahí es donde me doy cuenta que todo este tiempo he estado alojado en el cruce de dos calles que Borges recordaba bien pues les hizo un poema y es que también he pasado algunas veces por el cruce de las calles Piedras y Chile.
Continue reading >>

viernes, 31 de mayo de 2013

¿Por qué crucé la carretera?

viernes, 31 de mayo de 2013

2 floritos
Esta cadena es recontra antigua. Casi toda está dirigida a la filosofía, pero buscando y buscando por ahí hay varias versiones de escritores. Algunos autores (como Borges, Vargas Llosa o Coelho) tienen más de una versión. Hay algunas bieeeen telas y otras un poco más graciosas. La mayoría los encontré aquíaquí, aquí y aquí. Alguien debería hacer uno de Cormac Mccarthy. Es el que más sabe de carreteras.

Shakespeare: Para ser.

Hemingway: Para morir. Bajo la lluvia.

Borges: Porque salió del laberinto y no quiso meterse en las ruinas circulares.

Jean Paul Sartre: Porque era libre.

Paulo Coelho: El universo entero conspiró para que el pollo cruzara la carretera.

H.P Lovecraft: Y el impío pollo se adentró en lóbregas y cavernosas profundidades de la monstruosa carretera, para llegar a un sino etéreo en la abismal noche donde habitan los primordiales y los dioses de la locura.

George Orwell: Porque en la granja no aceptan a los que caminan en dos patas.

Albert Camus: Porque se resignó a cargar con su propia y trágica existencia.

Borges: Recuerdo (pero yo no puedo usurpar ese verbo) una noche lejana ya, en Tacuarembó. Galopábamos con Bioy; en el rostro sentíamos la sencilla libertad de la lluvia,del viento, la alegría: éramos hombres, éramos jóvenes: éramos eternos. De pronto una oscura mancha, sangre violentada, la muerte insospechada. Bioy opinó que era un pollo el que yacía aplastado, yo tuve que darle la razón...continuamos en silencio.

Herman Hesse: Volverá como ave, pez, rana, ciervo, quizás un pollo ciempiés.

Anna Frank: ¿Un pollo? le voy a contar a Kitty esa proeza.

Neruda:... Y titilan amarillos los pollos a lo lejos.

Ray Bradbury: El urk contempló en silencio el desierto. El sol, una lejana estrella vacilante, apenas entibiaba la superficie del planeta. La larga cinta gris se extendía hasta el horizonte, hasta allá lejos, en las montañas rojas: un monumento a la nada, a los hombres que habían soñado cruzar Marte en un veloz convertible azul metálico... Pero los hombres habían muerto hacía siglos y ellos, los urks, esas extrañas criaturas aladas, se habían adueñado de esas ruinas. Indiferente, dió unos pasos.Supongo que no supo reconocer el feroz aullido del motor embistiendo.

Sábato: Sí, yo quería matar al pollo. Fue un único instante de furia, de ceguera. Después me tranquilicé, creo que conté hasta diez, exhalé aire, respiré profundo, dejé el cuchillo a un costado, creo que encendí un cigarrillo,pero el pollo ya huía asustadizo evadiendo los autos... Usted... ¿qué hubiera hecho en mi lugar?

Edgar Allan Poe: No me alcanzan las palabras para describir la inmundez que sentí al ver el espantoso y espectral acto del diabolico animal al cruzar la oscura carretera. Pero utilizaré este ultimo aliento que sale de mi cuerpo en estado de putrefaccion, para tratar de describir de la mejor manera posible los terribles acontencimientos que captaron mis ojos aquella ancestral noche de luna llena, en la cual me encontaba yo paseando tranquilamente por la calle Morgue.

Neruda: porque llego el momento en que el pollo se quiso encontrar así mismo para conocer la más feliz o más amarga de sus horas...

Homero: Porque así era su destino.

Woody Allen: ¿Por que pollos? ¡¡Nooo!! Hay otros problemas de más importancia. Seguro un divorcio tiene mayores consecuencias afectivas en la....

Dante: El pollo, al cruzar la carretera, esta ascendiendo del 5º círculo infernal al 4º círculo, cuando ya tuvo que cruzar un río, una montaña, un hormiguero, un mar, una planicie y la tierra.

Garcia Marquez: La gallina Buendia le dijo a Pollaco Buendia que se encontraria con Pollito Buendia II que era el sobrino de Polluelo Buendia que vivía con la gallina Melquiades al otro lado de la carretera en Macondo.

Cortázar: El pollo, como es costumbre entre los cronopios, quería pasar "del lado de acá" "al lado de allá" ¿Encontraría a la carretera?

Kafka: Cuando despertó, Gregorio Samsa quedó convertido en un monstruoso pollo. Solo le quedaba cruzar la carretera. Nadie le explicó porqué.

Joyce: Había una vez un pollito (pío-pío!) que, majestuoso y orondo, quería cruzar una carretera. Asfalto. ¿Y si hubiera un? ¡Cruza de una vez jodido cabrón o te patearé tu real culo irlandés! Mejor lo. In de nom on pater, filis et... ¡kaboom!

Saramago: Surgió una epidemia entre los pollos que hacía que todos cruzaran carreteras, No fue así señor, Entonces como fue, Los pollos siempre quisieron cruzarlas solo que nunca lo dijeron, Yo nunca he visto ninguno que lo intentara antes, Es que todos están ciegos, Yo lo veo a usted, además los pollos no podían decirlo porque no hablan, Se equivoca, yo soy un pollo.

Bukowski: Es un jodido pollo marginado que ama estar entre los marginados, cruzó sólo para no ser moldeado por las sociedades.

Rimbaud: cruzó para así poder ganar la muerte con todos sus apetitos, y con su egoísmo y con todos los pecados capitales.

Cortázar: La gallina cruzó por que con tal acto se rehusaba a ser efímero.
Sólo dura la efímero, esa estúpida planta que ignora la tortuga, esa blanda tortuga que tantea en la eternidad con ojos huecos.

Ray Bradbury: Era la última noche del mundo y el pollo muy bien lo sabía, el que cruzara obedeció a trascender más allá de esa tragedia.

Haruki Murakami: El pollo cruzó la carretera porque quería encontrar a una amiga que desapareció repentinamente. Para eso se puso unos vaqueros, una camiseta de algodon y unas tenis. Antes de salir se preparó un emparedado de jamón y queso y tomó una Coca Cola. Se quedó dormido y soñó que un gato le decía "No cruces la carretera". Cuando despertó, estaba del otro lado de la carretera. Ahora era un gato ¿o era realmente la chica desaparecida?

Garcia Marquez:  Las últimas luces de atardecer iluminaban la campiña desolada. Una luz… Un destino… El pollo alzó la cabeza como buscando una respuesta a todas sus preguntas. A lo lejos una modesta casita de chapas. Ningún auto atravesaba a aquella hora la ruta 68. El pollo supo que aquel era el momento. Sacudiéndose el sopor de las plumas, caminó decidido, puso un pie en el asfalto y luego otro y otro. Iba orgulloso. Sabía que estaba por conseguir lo imposible. Pensaba en el triunfo. En la gloria. En la fama. Por eso no vio aquel camión sin luces. Por eso no oyó el ruido destartalado el motor del Ford

Roberto Bolaño: El pollo cruzó porque estaba buscando a un célebre poeta que había escrito su obra con gotas de sangre. Yo lo estaba viendo del otro lado de la carretera. No me dijo nada, pero ambos sabíamos que nos conocíamos de la vez que nos encontramos en una cárcel en Chile, en 1973, después del golpe. Bienvenido a México, dijo una voz de mujer.

Vargas Llosa: El pollo solo pensaba en cruzar. Vamos a chupar, vamos a cachar cruzando la carretera, le dijo su compañero, a que no te atreves a cruzarla, respondió el pollo. Mejor vamos al Parque Salazar, dijo otro. No, dijo el teniente, el general ha ordenado que crucemos.

Otras versiones de MVLL (más politiqueras), aquí. Y otra más (con Coelho incluido) aquí y aquí
Continue reading >>
 

0 en literatura - Copyright  © 2012 All Rights Reserved | Design by OS Templates Converted and modified into Blogger Template by BTDesigner | Back to TOP