lunes, 9 de septiembre de 2019

Consejos para NO comprar libros (2): Internet, obvio

lunes, 9 de septiembre de 2019

Cuando no sabemos qué hacer, recurrimos a San Google. Quizás así llegaste a este texto, buscando una alternativa a la angustiosa compulsión de la compra. Este buscador, e Internet en general, vienen siendo la respuesta hace años a las ganas de escuchar música y ver películas. Creo que actualmente nadie compra discos ni bluerays pero, por alguna extraña razón, parecería que aún tenemos reticencias para leer frente a una pantalla y necesitamos pagar por las obras que buscamos.

Es gracioso como nos alucinamos tan modernos, siempre conectados y actuales, gastando harto billete en un smartphone, en la velocidad del ancho de banda, pasando buena parte de nuestra vida frente a una pantalla, pero en cuestión de libros, seguimos básicamente en el siglo XIX. Misterio.



Muchos aún se resisten a leer "en PDF" porque supuestamente cansa a la vista, es sinónimo de pobreza (según los memes), manifiesta imposibilidad de fotos para los booktagrammers o simplemente se repite la clásica melopea nostálgica (inserta aquí el floro sobre el placer de romper la bolsita, el olor a nuevo, etc. etc.)

El primer argumento, el único en realidad, fue superado hace años con los eReaders. Confesaré que yo tampoco tengo uno pues, ingenuamente, pensé que algún día "bajarían los precios" o al menos "podría conseguirse en cualquier tienda de Lima". Luego de más de una década, sigo esperando, inútilmente, tal vez. 

Ello, por supuesto, no me ha impedido leer varias veces online. Desde casi todas los bestseller de Dan Brown hasta las dos partes del Martín Fierro, pasando por textos de divulgación (Bryson, Asimov, Morris) hasta cómics. Aun recuerdo cuando se hablaba de la "revolución del libro electrónico", en la misma época de la Primavera árabe. Ninguna llegó por aquí. Y creo que ambas, que empezaron con muchas esperanzas, no terminaron de cubrir todas las expectativas

Los consumidores de libro en papel no solo no han desaparecido, sino que incluso han aumentadoEl eBook no acabó con el libro físico, que ha vencido enemigos más formidables, desde la Inquisición hasta los nazis, sino que incluso terminó convirtiéndose en su aliado, demostrando que ambos formatos pueden coexistir. Pasamos de las tabillas, al papiro, al pergamino, al papel, ahora también a la pantalla. El formato es lo de menos (casi todas empiezan con "p"). En música, se pasó en menos tiempo del disco, al cassette, al cd, al Ares, al spotify. Solo los lectores nos hacemos bolas. Preferimos usar Internet para comprar el libro en una tienda virtual, que descargarnos el mismo libro al instante.



Debo aceptar que aún mantengo un prejuicio. Leer en computadora, entre los ajetreos de la rutina, la bulla y el apuro, no me parece la mejor opción. Por ello, hasta ahora no he leído a ninguno de mis autores favoritos en digital. Siento que debo disfrutarlos con la tranquilidad y el tiempo que se merecen y que, por ahora, no me ofrece una pantalla en la oficina. Pero eso se solucionaría fácilmente con un Kindle que podré usar donde quiera, chill, tirado en mi cama. Y que tarde o temprano terminaré adquiriendo.

No hay excusas, ni es tema de millenials. De hecho,si buscamos en Google, descubriremos que también somos millenials (a menos que tengas más de 40). Y si seguimos buscando, encontraremos más libros que es casi imposible hallar en alguna librería. "¡Vivan los libros electrónicos!" dice Rosa Montero en el prólogo de El amor de mi vida. Si hasta una señora casi en base 7  no se hace paltas, no veo porque nosotros sí. 

Además de la portabilidad, la facilidad de almacenamiento, transporte y la casi infinita posibilidad de conseguir libros al instante, muchos de ellos descatalogados, existe la misma ventaja de sacar un ejemplar de la biblioteca: a veces solo queremos darle una hojeada. Y lo mejor de bajarte un libro de la web es que: ¡¡es GRATIS!!

(Disclaimer: aquí es cuando viene un sanazo y dice que él paga por cada libro electrónico que adquiere porque está en defensa de los derechos de los autores, la propiedad intelectual y blablabla. Muy al margen de que el título de este post es bien clarito, eres tan libre de pagar por un ebook como de conseguir que alguien te lo preste. Pero de eso comentaremos en la tercera entrega de esta serie).
Share this article :

1 floritos:

  1. I've read your all article that you've posted and You such a share great knowledge to your viewer. Thanks for your valuable blog!You can also check our blog
    Ganga Bhakti where we share Ganga Bhakti Songs Ganga Bhakti Arti Ganga Bhakti Chalisa

    ResponderEliminar

Dale, mándate con confianza, aquí no hay censura

 

0 en literatura - Copyright  © 2012 All Rights Reserved | Design by OS Templates Converted and modified into Blogger Template by BTDesigner | Back to TOP